Tríada zurcida

El hilo de Ariadna

ariadna
ilustración de Aurora Caja

Sentada, siempre sola, en el balancín, cosía el botón de una camisa: el hilo blanco que se desenrollaba del ovillo, entre los otros del costurero, tenía manchas secas que más que de antigua sangre parecían de barro. Entre puntada y puntada pensaba, la vieja Ariadna, en cómo la vida se cose y se descose y como los miedos son monstruos que, más que morir, mutan.

El hilo de Asterión

asterion
ilustración de Aurora Caja

De lado a lado del pasillo, tenso y blanco, un hilo que nunca había estado allí antes tocó mi delgada espinilla. Caí, débil, sin parar el golpe. El cuerno dejó una marca en el suelo, olí sangre en mi hocico. Me levanté con un rebuzno, lo cogí con los dedos de la mano y seguí su rastro.
Allí, en el extremo, vi en su mirada mi salida.

El hilo de Teseo

teseo
ilustración de Aurora Caja

Él mirando la proa, ella viendo la popa. Quedaron en tierra ambos extremos del hilo. Cada minuto que pasaba se convertía en mar. Mar y mar y mar; él surcando las olas, ella ahogando las lágrimas.

 

 

 

 

*Estos microcuentos surgieron del relato titulado La salida
Anuncis

3 respostes a “Tríada zurcida

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

w

S'està connectant a %s